jueves, 14 de marzo de 2013

Los problemas que enfrentan los alumnos, actualmente

Hace unas semanas el periódico Es lo Cotidiano publicó un texto que escribí sobre mi visión (parcial) de la problemática educativa en México.

La manera en que las escuelas han dejado de cumplir lo que el sentido común espera de ellas: formar ciudadanos y capacitar a los alumnos en al menos dos aspectos fundamentales: la lecto-escritura y las habilidades numéricas básicas, se percibe en el desempeño de los estudiantes.

Cierto que hay alumnos que destacan, como el caso de Alejandro Solórzano Garibaldi, quien acaba de publicar su primer poemario mientras cursa el tercero o cuarto semestre de la carrera de Comunicación en la Ibero Tijuana.  Y no es el único de su generación. En el mismo grupo que tuve el placer de tener a mi cargo en su primer semestre de la carrera hay cantantes de ópera, conductores de televisión, modelos, bailarinas de ballet, diseñadoras de moda, y muchas otras artes. Pero esas habilidades no las desarrollaron en la escuela, me queda claro.

Este semestre estoy sorprendida con el tipo de dificultades que encuentran los alumnos de segundo y tercer semestre de Ingeniería en el curso de Probabilidad y Estadística. El lenguaje usual no lo dominan, sus referentes son francamente limitados, y no conectan los diferentes aprendizajes que se supone han tenido. El razonamiento algebraico es muy limitado y todavia no tienen noción del cálculo! Probablemente me asignaron un grupo de estudiantes que estás repitiendo el curso de cálculo y/o el de probabilidad. Y seguramente, por lo que alcanzo a ver, los cursos que tomaron se redujeron al manejo de algunas fórmulas y reglas generales pero no buscaron desarrollar conocimiento y razonamiento.

El mismo programa de estudios es muestra de las limitaciones que el curso impone (y que yo no pienso respetar): la única distribución de variable continua es la normal sin siquiera una introducción a lo que significa una función de densidad de probabilidad y sus condiciones. Nada de distribución uniforme, o exponencial, o ... ¿Será que quienes diseñan los programas, sentados en sus escritorios, nunca han ejercido realmente como ingenieros en una planta, en un proceso de análisis, etc.?

Las limitaciones que les han impuesto seguramente les satisfacen, en el sentido de que no exigen de ellos más que la capacidad de aplicar fórmulas. Pero les cuesta trabajo identificar la variable aleatoria en el problema (ejercicio de libro) y, por supuesto, decidir el tipo de distribución a la que corresponde, en el caso de las discretas. Plantear un ejercicio simple, de los que se acostumbran en un libro de texto para estudiantes de administración, les supone un gran esfuerzo y no siempre lo logran. Confunden valorse de la variable con probabilidad y batallan para calcular una probabilidad cuando es necesario hacer un mínimo de "aplicación de áreas" utilizando las tablas de distribución normal.

En lo más general, batallan con el Excel (desde formatear una celda) y no tienen habilidades desarrolladas en la búsqueda de información relevante y útil para llevar a cabo su trabajo. Tampoco tienen un manejo siquiera  mediano del inglés, por lo que sus búsquedas son en español solamente...  en "respuestas de Yahoo".

Lo bueno: algunos comienzan a sentirse interesados por aprender más y en seguir aprendiendo por su cuenta a través de los sitios que hemos compartido. Lamentablemente no son todos.

Lo malo: la universidad asegura estar desarrollando competencias en sus alumnos, pero no hay muestras de ello :(













No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada